Las medidas por la pandemia afectaron también a la industria del cine, que reportó pérdidas millonarias en las salas.

omo parte de las medidas tomadas en todo el mundo para contener la pandemia del coronavirus hasta hoy, muchos cines implementaron un método de venta de entradas que permitiera a los asistentes sentarse con una butaca y una fila de diferencia entre ellos, reduciendo al 50% su capacidad. Pero a partir de hoy, en países como Argentina -por ejemplo- las salas deberán cerrar en su totalidad hasta fin de mes por lo menos, como parte de las medidas de prevención. En algunas provincias la medida ya se había implementado a partir del viernes pasado.

En Estados Unidos, el ritual colectivo de ir a ver una película a la sala de cine también se vio afectado. Las cadenas más grandes como AMC Regal siguen abiertas hasta hoy, pero con capacidad reducida, pero el miedo al contagio del coronavirus hizo que la mayoría decida quedarse en sus casas, en lugar de compartir una sala oscura llena de extraños. Esto repercutió en una caída del 44% en la venta de entradas con respecto al fin de semana pasado, a pesar de que hubo algunos estrenos que se mantuvieron esta semana.

Bloodshot fue la más perjudicada, con una recaudación de $22 millones contra un presupuesto de $45 millones

Muchas producciones cancelaron sus rodajes y postergaron estrenos en el contexto de la pandemia, que representa pérdidas de miles millones de dólares para la industria. De las pocas que mantuvieron su fecha de estreno, “Bloodshot”“La Cacería” y “Mientras estés conmigo” llegaron la semana pasada a las salas y recaudaron un total de 55,3 millones junto a las otras películas en cartelera. Para sorpresa de Hollywood, la romántica “Mientras estés conmigo” (I Still Believe) fue la más taquillera del fin de semana, con $9,5 millones de dólares de entradas vendidas en 3250 salas.

Hasta ahora, “Unidos” de Pixar se mantuvo en el primer puesto, pero con un descenso del 73% desde su primer fin de semana. Las películas de Pixar, que generalmente son un éxito de taquilla, suelen reducir su venta de entradas entre un 30 y 45% desde su estreno hasta el segundo fin de semana en cartelera, pero la película de los hermanos aventureros sufrió los efectos del miedo generalizado al coronavirus, que hizo que la gente se quede en sus casas. Del otro lado del mundo, gran parte de las salas de cine cerraron en Asia y Europa, y Disney reportó un total de ventas de $101,7 millones de dólares a nivel global.

La película de Disney-Pixar mantuvo su estreno para la primera semana de marzo, pero también se vio afectada

Este fue el peor período para las salas de cine en Estados Unidos en dos décadas, comparado con el fin de semana del 15 al 17 de Septiembre de 2000, cuando la venta de entradas de cine cayó 54,5 millones de dólares. Sin embargo, teniendo en cuenta la inflación y otros factores, esto representaría más dinero del recaudado este fin de semana por los cines, según la consultora Comscore, especializada en reportes de taquilla. Por lo tanto, este sería el peor fin de semana de la historia en materia de recaudación para las salas de Estados Unidos. O al menos desde los ochenta, cuando comenzaron a monitorearse oficialmente los números.

Fuente: filo.news